Detienen a 40 inmigrantes en redadas en Nueva York

ice

Unos 40 inmigrantes indocumentados fueron arrestados en la última semana en Nueva York, como parte de los cientos de personas sometidas a procesos de deportación en todo el país a partir de la implementación de las políticas del presidente Donald Trump, informó la Agencia Notimex.

Grupos civiles de Nueva York informaron este domingo que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó la víspera que “aproximadamente 40 extranjeros fueron arrestados esta semana en los cinco condados de la ciudad de Nueva York y las áreas circundantes”.

Según la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su siglas en inglés), un 95 % de los detenidos tenían historiales delictivos y las acciones se centraron en personas que suponen una amenaza para la seguridad pública, como criminales extranjeros con condenas y miembros de pandillas.

Las detenciones parecen ser parte de la aplicación de la orden ejecutiva firmada por Trump el pasado 25 de enero en que amplía las categorías de inmigrantes indocumentados cuyo arresto y deportación deben ser considerados como prioritaria.

La orden considera como “amenazas a la seguridad pública” a las personas que violaron las leyes de inmigración de Estados Unidos, lo que incluye prácticamente a todas las personas indocumentadas, y no sólo a aquellos que hubieran cometido delitos graves.

Esta definición es lo suficientemente amplia como para cubrir casi cualquier persona que haya venido a este país para sobrevivir, para poner comida en la boca de sus hijos o para huir de la violencia y la persecución”, expresó Deborah Axt, codirectora de Se Hace Camino Nueva York.

En un comunicado, Axt señaló que “este ataque a las comunidades de inmigrantes es un ataque contra todos nosotros, y será enfrentado con resistencia por los individuos con conciencia en este país”.

Los arrestos están generando pánico en la comunidad migrante. A cuatro de los inmigrantes mexicanos arrestados las autoridades de migración fueron a buscarlos a sus casas, a donde los detuvieron en algunos casos en la madrugada y frente a sus hijos, de acuerdo con activistas.

Numerosos inmigrantes en procesos de deportación o ya deportados no cuentan con antecedentes penales, como en el caso de la mexicana Guadalupe García de Rayos, expulsada el jueves pese a que sólo hubiera sido acusada de emplear un número de seguridad social falso para trabajar.

Pese a que García de Rayos sólo hubiera cometido una falta administrativa, el presidente Trump clamó en un mensaje emitido este domingo en su cuenta de Twitter que los inmigrantes arrestados son criminales.

Los operativos contra criminales ilegales son simplemente el cumplimiento de mi promesa de campaña. Miembros de pandillas, traficantes de drogas y otros están siendo expulsados”, escribió Trump.

Steve Choi, director ejecutivo de la Coalición para la Inmigración de Nueva York (NYIC) afirmó que los operativos del gobierno federal han puesto a la comunidad migrante de la ciudad “en un estado de pánico”.

Estos arrestos no hacen más que desgarrar a las familias, entorpecer nuestras economías y corroer los lazos de confianza que unen a nuestras comunidades, bajo la falsa pretensión de seguridad pública”, explicó Choi.