Hospitalizan de emergencia a Simon Cowell

El magnate del entretenimiento de 60 años fue llevado al hospital el sábado después de caerse de su nueva bicicleta eléctrica mientras la probaba en el patio de su casa de Malibu, California. “Simon se ha roto la espalda y será operado esta noche”, ha confirmado su representante quien agregó: “Está bien, está bajo observación y está en las mejores manos posibles”.

Su círculo no especificó qué tipo de lesión de espalda tiene Cowell, pero una “espalda rota” a menudo se refiere a una fractura en una parte de la columna vertebral. Esto implica una rotura en al menos una de las vértebras que forman la espina dorsal y protegen su médula espinal.

Las fracturas en la espalda a menudo pueden causar un dolor intenso y pueden restringir severamente el movimiento, con algunos pacientes que necesitan un soporte para la espalda mientras se recuperan. Si la médula espinal también está dañada, las lesiones pueden tener consecuencias más graves a largo plazo. Cuanto más alta esté la médula espinal, más se restringirá el movimiento.

Al no conocerse la gravedad de la situación, tampoco se sabe si podrá participar en la próxima serie de America’s Got Talent, show en vivo previsto para la semana próxima, el 11 de agosto. Tampoco se sabe si llegará a recuperarse para versión británica del programa.

En los últimos meses era muy usual ver a Cowell montado en bicicleta dando paseos con su familia alrededor de su casa en Malibú. Es que la estrella de TV se había embarcado en un estilo de vida más saludable y ya había logrado perder más de 25 kilos que tenía de sobrepeso. Él mismo había contado que ahora su dieta sólo incluía carne blanca, fruta y vegetales, así como a hacer ejercicio regularmente.

El cambio de rumbo comenzó en 2017 cuando se cayó por las escaleras de su casa y debíó ser trasladado al hospital en una ambulancia. Allí, descubrió que se había desmayado y se dio cuenta que su “vida de vampiro”, en la que salía todas las noches, no lo estaba ayudando. Entonces, explicó, que la horrible caída le había recordado que no era “invencible”, y que tenía la “responsabilidad” de tomar el control de su salud como padre.

Ñ
En sus últimas declaraciones mediáticas a The Sun, ya en plena pandemia, contó que seguir la dieta no le era fácil en cuarentena. “Pero estoy cocinando un poco y sigo haciendo ejercicio. Lo único difícil es que cuando Eric (su hijo) pide una pizza… es lo que más echo de menos”.


Source: Espectaculos