Desairan a Guaidó en España; Pedro Sánchez se niega a recibirlo

Noticias de Chihuahua.-

El líder de la oposición venezolana Juan Guaidó realizó una gira oficial en España que contó con una recepción fría por parte del gobierno del socialista Pedro Sánchez -quien se negó a recibirlo-, pues su administración no lo reconoce como “presidente legítimo” de Venezuela.

El único contacto con el Ejecutivo ibérico fue con la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, pero el encuentro se realizó fuera de las dependencias oficiales y no hubo comparecencias públicas, sólo se hizo pública una fotografía.

Guaidó sí fue recibido con todos los honores por los gobiernos del Ayuntamiento de Madrid y de la Comunidad de Madrid, regentados por una coalición de derecha, que además de entregarle las llaves de la ciudad lo acompañaron en una manifestación en la que se congregaron miles de personas en la Puerta del Sol.

Sánchez, dio un viraje radical en su postura sobre Venezuela. Hace sólo unos meses, cuando era presidente en funciones y estaba en ciernes el golpe de Estado contra el presidente venezolano Nicolás Maduro, compareció para reconocer la supuesta “legitimidad” de Guaidó como presidente de Venezuela, en un gesto que provocó malestar en un sector del propio Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y de uno de sus principales ex dirigentes, el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, vinculado al proceso de pacificación de Venezuela.

Con el nuevo gobierno de coalición, en el que el PSOE se alió con Unidas Podemos (UP), una formación cuyos dirigentes tienes raíces históricas con el proceso de construcción del movimiento bolivariano de Venezuela, por lo que Sánchez cambió su postura y decidió no recibir de forma oficial a Guaidó.

Ni siquiera cuando otros gobiernos europeos, como el del presidente de Francia, Emmanuel Macron, el primer ministro británico, Boris Johnson, o, incluso, la canciller alemana, Angela Merkel, acogueron con honores a Guaidó, asumiendo así la propia postura de la Unión Europea (UE) con respecto a Venezuela.

Guaidó fue recibido unos días antes por el máximo jefe de la diplomacia europea, el español Josep Borrell, hasta hace unas semanas canciller español en el mismo gobierno de Pedro Sánchez. Ahora el Ejecutivo asumió como propia la visión explicada por el líder de UP, Pablo Iglesias, que definió a Guaidó como “un dirigente político muy importante de la oposición venezolana”, pero en ningún caso el presidente “legítimo” de su país.

La visita de Guaidó además coincidió con la filtración de una reunión secreta del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en un encuentro semiclandestino en el aeropuerto de Madrid, en el que se habría evitado por parte del político español que la dirigente venezolana bajara del avión para que no fuera detenida, una vez que hay un a orden de búsqueda y captura girada por las autoridades europeas.

Guaidó aprovechó su visita a Madrid para hacer mitin en la Puerta del Sol, donde se congregaron varios miles de opositores al gobierno venezolano y en el que aseguró que “la democracia se lucha todos los días. Y la vamos a luchar todos los días. Ante las tentaciones del populismo, ante las tentaciones del autoritarismo, hay que ser fuertes”.

Después de recibir las llaves de la ciudad por parte del alcalde, José Luis Martínez Almeida, quien le explicó a Guaidó que “Madrid le recibe porque es el presidente legítimo de un Estado. Es una señal de solidaridad a una nación hermana, para proclamar que los que usurpan el poder lo emplean para perseguir a sus compatriotas, empezando por usted”.

Fuente: La Jornada


Source: Mundo